Bullying

Qué es, Sus Consecuencias y Cómo evitarlo

Bullying

El bullying es un problema que ha ido en aumento en los últimos años a nivel mundial y ha causado graves inconvenientes en niños y adolescentes, en muchas ocasiones la sociedad no le da la importancia que merece.

¿Qué es el Bullying?

El bullying o acoso se podría definir como un comportamiento agresivo, que ocurre de forma intencional y repetidamente sobre otra persona del mismo nivel, en donde se da un desequilibrio de poder entre la víctima y el acosador, ya sea real o percibido, ocasionando daño físico, social y/o psicológico sobre la víctima.

El acoso se puede manifestar como una serie de amenazas hostiles, físicas o verbales, o comportamientos sociales negativos, en donde se incluyen:

  • Intimidar
  • Insultar
  • Esparcir rumores
  • Asalto físico o verbal
  • Prácticas insidiosas
  • Obligar a realizar acciones
  • Generar miedo a otro compañero

Algunos ejemplos de esto es excluir a un compañero de un grupo o actividad para lastimarlo, golpear a otro estudiante, hacerle cosas desagradables a otro compañero repetidamente, burlas, sobrenombres, entre otros.

Lo más común es que el bullying se de en niños y adolescentes en el ámbito escolar, pero también se puede dar en actividades deportivas y en adultos en sus empleos (bullying laboral o mobbing).

Características que diferencian al Bullying de otras conductas

 

La triada que diferencia el acoso de otras prácticas es:

  1. La intencionalidad: el acosador quiere causar dolor.

 

  1. La repetición: el comportamiento se realiza más de una vez, es un patrón no un incidente aislado. O tiene el potencial de repetirse con el tiempo (ejemplo: compartir registros digitales).

 

  1. El desbalance de poder: una persona usa su poder (popularidad. Acceso a la información) para hacer daño.

 

¿Qué comportamientos no se consideran Bullying?

 

  1. Cuando no se da un desequilibrio de poder entre los participantes, es decir, si dos estudiantes con la misma fuerza o capacidad para discutir interactúan (argumentos mutuos, desacuerdos o peleas).

 

  1. Cuando se trata de un juego entre amigos.

 

  1. Los episodios únicos o aislados.

 

  1. Actos de agresión o intimidación al azar.

 

¿Existe más de una forma de Bullying?

Las formas más comunes de bullying son:

 

bullying-fisico 

1. Bullying físico: ya sea daño físico directamente sobre la persona o sobre sus pertenencias e incluso amenazar con hacerlo, ejemplo: golpear, patear, robar o dañar propiedades.

bullying-verbal 2. Bullying verbal: agresiones verbales, ejemplos:            insultos, humillaciones, burlas y amenazas.
bullying-social 

 

 

3. Bullying social: excluir socialmente a una persona o un grupo de personas, ejemplos: ignorar o dejar por fuera a alguien, negarle el habla, difundir rumores.

bullying-psicologico 

4. Bullying psicológico: acciones que puedan causar daño emocional o mental, ejemplos: miradas desagradables, hacerle creer a una persona que el acoso es producto de su imaginación o que es su culpa.

bullying-cyberacoso 

5. Cyberacoso: cuando el acoso se realiza en línea, mediante las diferentes plataformas, ejemplos: burlarse de alguien a través de mensajes de texto o en las redes sociales, piratear la cuenta de un tercero.

 

¿Quienes participan en la intimidación?

El bullying es un problema social que puede involucrar a un individuo o un grupo de personas que actúan sobre otro individuo o grupo de personas que se sienten incapaces de evitar que suceda.

La intimidación o acoso se puede dar en persona o en línea, así como puede ser obvio (manifiesto) u oculto (encubierto).

Se han identificado los siguientes participantes:

  • La víctima: la persona atacada o intimidada
  • El agresor o acosador: el o los que atacan, se dividen en líder (el que comienza) y reforzadores (los que alientan el comportamiento).
  • Los espectadores, que son las personas que presencian el acoso, que no son el acosador ni la víctima, que tienden a sucumbir a la presión del grupo por miedo a convertirse en la víctima o lo ignoran.
  • Los protectores: son los que ayudan a la víctima.

 

¿Quienes son más propensos al acoso?

Nadie nace siendo un acosador o una víctima, las experiencias vividas marcan los comportamientos futuros de las personas bajo ciertas circunstancias.

Los estudios recientes señalan que los varones son más proclives a ser perpetradores de acoso que las niñas (60% vs 30%), esto hay que tomarlo con cuidado porque las niñas son menos propensas a aceptar que realizan el acoso.

Las investigaciones también señalan que los perpetradores varones son más proclives de utilizar la violencia física y las amenazas. En comparación a las perpetradoras niñas tienen más probabilidad de acosar psicológicamente (43% niñas vs 26% niños).

 

Factores de riesgo más comunes para los acosadores

Algunas investigaciones señalan que algunas experiencias pueden favorecer ciertos comportamientos abusivos por parte de los acosadores:

  1. Aquellos que han sufrido malos tratos de sus cuidadores, en especial abusos físicos o sexuales.
  2. Niños que presenciaron violencia en el hogar.
  3. Aquellos que han sido acosados anteriormente.
  4. Algunos datos sugieren que una capacidad de auto-control baja, aunado al trastorno por déficit de atención o hiperactividad pueden ser posibles indicadores de futuros casos de acoso.
  5. Aquellos que buscan aceptación por parte de otros.
  6. Los que se sienten vulnerable e impotentes (falta de seguridad emocional y psicológica) necesitan ganar poder o control sobre otros.
  7. Búsqueda de atención.
  8. Falta de conocimiento de lo negativo que es para la víctima.
  9. Falta de empatía.

Factores de riesgo más comunes para las víctimas

Existen muchos motivos por los cuales las personas son acosadas, pero entre los factores de riesgo que los hace especialmente vulnerables se han identificado:

  1. Baja comprensión de las interacciones emocionales o sociales.
  2. Tendencia a enfadarse fácilmente.
  3. Sufrir de ansiedad o depresión.
  4. La carencia de amigos.
  5. La soledad.
  6. Pertenecer a un grupo concreto, como minorías étnicas.
  7. Tener una discapacidad.
  8. La orientación sexual.
  9. La obesidad real o percibida de la víctima.

Consecuencias del Bullying

La sociedad piensa que el único afectado por el bullying es la víctima, pero los estudios demuestran que tanto la víctima como los acosadores sufren de secuelas a largo plazo.

Consecuencias en las víctimas

El acoso ocasiona en los niños y/o adolescentes que son víctimas:

  1. Sentimiento de impotencia.
  2. Humillación, depresión, ansiedad.
  3. Dificultad para relacionarse, sufrir soledad y estar aislado socialmente.

Estos sentimientos pueden desencadenar en las víctimas dificultades académicas (bajo rendimiento, déficit de atención o inasistencia escolar), desórdenes alimentarios y de no solucionarse a tiempo los niños y/o adolescentes desarrollan pensamientos suicidas.

Consecuencias en los acosadores

En el caso de los perpetradores relacionan su comportamiento de acosar a otros con síntomas depresivos, que desencadenan en el futuro en hábitos de riesgo entre los que se incluyen beber, pelearse y transportar armas.

Con el tiempo estas actividades de riesgo pueden llevar a casos de delincuencia juvenil (robos, atracos, vandalismo), crimen organizado, entre otras.

Cuando el bullying se ejecuta en edades tempranas afecta el desarrollo emocional y social de los implicados de una forma más profunda, ya que pueden durar hasta la edad adulta.

 

El Bullying: ¿Un problema local o mundial?

bullying-mapa-mundial

Mapa de UNICEF. Riesgo relativo de bullying a nivel mundial

El bullying es un problema sin fronteras, encuestas realizadas en 106 países muestran que el acoso se da en todos los países y a cualquier nivel, desde estudiantes hasta en adultos.

Las edades en donde se muestran más afectados son jóvenes entre 13 y 15 años que dicen haber experimentado el acoso, el país con menor porcentaje es Tayikistán con el 7% y el que tiene mayor porcentaje es Samoa con el 74%.

También, el acoso cara a cara es el más frecuente según las encuestas que su versión tecnológica el ciberbullying, y es más común en países de renta baja.

Bullying en España estadísticas 2018

 

bullying-mapa-espana

En España se han organizado el gobierno, la sociedad civil y la sociedad organizada (Asociación Española para la Prevención del Acoso Escolar) para dar respuesta al creciente número de casos tratando de combatir este tipo de comportamiento y comprometiéndose con su prevención.

Para el 2018 se realizó una encuesta en España, aplicada a 2.900 niños y jóvenes, el 33% de los niños y jóvenes de entre 9 a 17 años reconocen que sufren de bullying. Asimismo, el valor derivado de esta encuesta duplica los resultados obtenidos en la encuesta realizada en el 2010, afectando principalmente a los jóvenes entre los 15 y 17 años.

Igualmente, en el 2018, en España, según los datos del Teléfono contra el Acoso atendieron 12.799 llamadas y según el Ministerio de Educación se detectaron 5.557 posibles casos de acoso, de los cuales el 79% fueron reportados por los padres de las víctimas, sólo el 3,8% de las víctimas tuvieron el valor de denunciarlos.

 

 

Protocolos de cómo actuar ante el Bullying escolar

Se ha tratado de estandarizar el protocolo de actuación en todos los países, guiados por la UNICEF, en 8 pasos

  1. Detección de la situación
  2. Comunicación a la dirección
  3. Atención a la situación
  4. Comunicación con las familias
  5. Entrevista con todas las partes
  6. Definir medidas a seguir
  7. Seguimiento de la implementación de las medidas
  8. Medidas para la convivencia

 

Referencias

 

Cerrar menú