Cadena trófica

Cadena trófica

Toda la materia se conserva en un ecosistema, y la energía fluye a través de este mismo ecosistema. Es decir, la energía se mueve de un organismo a otro en lo que se conoce como cadena trófica.

Evidentemente todos los seres vivos necesitamos nutrientes para sobrevivir. Por lo tanto, las cadenas alimentarias nos muestran esas relaciones alimenticias. Además, cada ecosistema en la Tierra, tiene muchas cadenas alimentarias que incluyen a su vez, una variedad de organismos diferentes.

A continuación te compartimos la definición de cadena alimenticia, su importancia, así como los diferentes tipos de cadenas tróficas que existen. También veremos algunos ejemplos, y el diagrama de la cadena alimentaria.

¿Qué es la cadena trófica?

Una cadena trófica o alimentaria, muestra las vías de energía en los diferentes ecosistemas. Es decir, cada ecosistema del planeta tiene cadenas alimenticias de organismos que van desde productores hasta consumidores. Por tanto, la definición de cadena alimentaria es la siguiente:

Cadena trófica es el proceso que permite la transferencia de nutrientes entre las distintas especies de un ecosistema.

Los productores se encuentran en el nivel más bajo de la cadena alimentaria, mientras que los consumidores, que son los que se comen a esos productores, se conocen como consumidores primarios. A su vez, los consumidores de nivel superior que se comen a esos organismos, se denominan consumidores secundarios y terciarios.

Cadena alimenticia y cadena trófica es lo mismo

Para entender mejor este concepto, piensa en la cadena alimentaria como una larga fila que comienza con los productores y termina con el consumidor. Tanto la energía, como los nutrientes se mueven a lo largo de esta fila en una única dirección.

Diferencia entre cadena trófica y red alimentaria

Las cadenas tróficas se diferencian de las redes alimentarias en que muestran una única línea de relaciones alimentarias. En otras palabras, las redes alimentarias en realidad consisten de muchas cadenas alimenticias juntas. Por lo tanto, una cadena alimentaria es una exhibición lineal de movimiento y consumo de energía.

Adicionalmente, una red alimentaria muestra relaciones interrelacionadas, así como múltiples cadenas tróficas en una. Las redes alimentarias son el mejor ejemplo de lo que realmente sucede en el mundo real. Esto es porque los consumidores pueden comerse diferentes tipos de productores, y más de un consumidor puede comerse a un productor.

Por su parte, las redes tróficas no se consideran lineales ya que no muestran relación entre múltiples niveles tróficos de organismos a la vez. Básicamente lo que hacen es resumir todas las cadenas alimentarias y las relaciones, en un ecosistema o comunidad.

En esencia, una red alimentaria muestra las diferentes formas en que las plantas y los animales se mantienen conectados.

Los niveles en la cadena trófica

El nivel trófico es el paso en la cadena alimenticia que ocupa cada organismo. En una cadena trófica básica, es fácil visualizar la pirámide alimentaria. Es decir, en la base de la cadena alimentaria se encuentran los productores, mientras que en la parte superior de la cadena alimenticia están los consumidores. Por lo tanto, cada organismo en una cadena alimentaria, representa un nivel trófico.

En este punto vale la pena señalar que el 90% de la energía se pierde entre cada nivel trófico. En consecuencia, únicamente el 10% de la energía de un paso se transfiere al siguiente nivel. Y debido a que la transferencia de energía no es eficiente, el tamaño de la cadena alimenticia tiene un límite. Se observa entonces que en cada nivel se pierde una gran cantidad de energía en forma de calor.

Importancia de la cadena alimenticia

Cada organismo cumple una función específica en un ecosistema que se puede ver en las cadenas tróficas. Desde crear energía inicial a través de la fotosíntesis, y comerse un grupo para mantener a la población bajo control, hasta descomponer otros organismos, y actuar como depredadores, o como presas.

Importancia de la cadena alimentaria

Además, las cadenas alimentarias son importantes porque muestran las complicadas relaciones entre los ecosistemas. Nos pueden revelar cómo cada organismo depende de otro para sobrevivir. No solo eso, las cadenas alimentarias también muestran lo que pasa cuando surge un problema y un productor o consumidor desaparece.

Si algo así sucede, ecosistemas enteros pueden colapsar. Afortunadamente, las cadenas alimentarias también pueden ayudar a los científicos a aprender más sobre los ecosistemas, y en última instancia, ayudarlos a mantenerse en equilibrio.

En función de la cadena trófica que se analice, es posible considerar que un mismo organismo se encuentra en más de un nivel trófico. Por ejemplo, las focas podrían considerarse depredadores elite en un nivel trófico más alto. Sobre todo en determinados ambientes donde se alimentan de peces, los cuales son consumidores primarios o secundarios.

Por el contrario, en otros ecosistemas, donde las focas se convierten en presas de tiburones, se podrían considerar que se encuentran en un nivel más bajo en cadena alimenticia. Evidentemente estas relaciones son más fáciles de ver en las redes alimentarias, y más difíciles de notar en las cadenas tróficas o pirámides alimenticias.

Tipos de cadenas tróficas

La mayoría de las cadenas alimentarias se componen de al menos productores y consumidores primarios. También hay algunas cadenas alimenticias que son más complejas y tienen consumidores secundarios y terciarios. En el primer nivel trófico o el primer organismo en una cadena trófica, usualmente corresponde a los productores conocidos como autótrofos.

Tipos de cadenas tróficas

Se trata de organismos que tienen la capacidad de producir su propio alimento mediante el uso de la energía luminosa, la cual convierten en energía química. En el segundo nivel de la cadena alimentaria encontramos a los consumidores primarios, que se conocen como heterótrofos.

Estos son organismos que deben consumir productores para incorporar su energía a su propia biomasa. Es decir, no pueden producir su propia energía a partir de la luz o la energía química. Hay un tercer nivel trófico en el que se encuentran los organismos consumidores secundarios, llamados heterótrofos, los cuales se comen a otros consumidores.

Por su parte, en el cuarto nivel de la cadena alimenticia se encuentran los consumidores terciarios o depredadores elite. Básicamente son los organismos consumidores y depredadores de más alto nivel. Un ejemplo de un consumidor terciario es precisamente el ser humano, que puede comerse tanto a productores como a otros consumidores.

Cabe señalar que existe un nivel trófico separado que corresponde a los descomponedores, los cuales se encuentran en una parte diferente de la cadena alimentaria. A menudo se les conoce como el último nivel trófico, ya que reciclan la materia que regresa al suelo o la atmósfera. Este tipo de organismos permiten a los productores dar comienzo nuevamente a la cadena trófica al mover nutrientes y energía a través de un ecosistema.

Ejemplos de cadena trófica

En nuestro planeta es posible encontrar ejemplos de cadenas alimenticias en hábitats que van desde bosques hasta lagos. Por ejemplo, la suricata puede ser el principal depredador en una cadena alimentaria al comer insectos y gusanos. No obstante, en otras cadenas tróficas, depredadores como las águilas pueden comerse a la suricata.

Un ejemplo de una cadena alimentaria básica se inicia con la hierba, que es un productor. En el siguiente nivel de la cadena se encuentra el saltamontes o consumidor primario, y herbívoro, que se come la hierba. A continuación, el consumidor secundario es la rana ya que se come al saltamontes. Finalmente, el consumidor terciario es el halcón, debido a que se come a la rana.

Otro ejemplo de cadena trófica comienza con un árbol que tiene hojas comestibles. En este caso los insectos son los principales consumidores que comen dichas hojas. A continuación, los pájaros carpinteros se convierten en los consumidores secundarios, ya que se comen a los insectos. Finalmente, un gato salvaje se vuelve el consumidor terciario, debido a que se come a los pájaros carpinteros.

Diagrama de la cadena trófica

Como se ha indicado, las cadenas alimentarias muestran cómo la energía pasa a través de un ecosistema. Sin embargo, cuando un organismo es devorado por otro, gran parte de la energía se pierde, mientras que solo una pequeña parte se transfiere al consumidor. En el siguiente diagrama de la cadena alimenticia se pueden ver los cuatro eslabones principales.

Diagrama de la cadena trófica o cadena alimenticia

Primer eslabón

El primer eslabón de una cadena trófica corresponde a los productores, como las plantas. Esto es porque las plantas utilizan la energía de la luz solar para producir su propio alimento mediante el proceso de fotosíntesis.

Segundo eslabón

En este eslabón se encuentran los consumidores, los cuales obtienen su energía de los alimentos que ingieren. Los principales consumidores incluyen conejos o insectos, que se comen las plantas, y que se les conoce como herbívoros .

Tercer eslabón

En este eslabón aparecen animales que comen a otros animales. El primero son los carnívoros, entre los que destacan las serpientes o comadrejas, que se comen a los herbívoros. También podemos encontrar omnívoros, que son los que comen tanto plantas como otros animales.

Con frecuencia hay múltiples niveles, como los consumidores secundarios, los consumidores terciarios y los consumidores cuaternarios, todos los cuales aparecen en este nivel. El consumidor en la parte superior de la cadena alimentaria a menudo se le conoce como depredador principal o consumidor de nivel superior.

Cuarto eslabón

En el último eslabón de una cadena trófica encontramos a los descomponedores, como el caso de los hongos, los cuales se nutren de los restos de otros organismos para crecer.

Todos estos eslabones de la cadena de alimentación, son necesarios para mantener un delicado equilibrio en los ecosistemas. Básicamente cada organismo de la cadena alimentaria, contribuye a mantener el tamaño de la población dentro de la capacidad de carga. Si algún eslabón de la cadena alimenticia se dañara, todo el ecosistema estaría en peligro de desaparecer.

¿Qué sucede si se altera la cadena alimenticia?

Hay muchos elementos y factores que pueden alterar la cadena alimentaria de un ecosistema. Desde los desastres naturales, hasta caza furtiva, tienen el potencial de alterar el cuidadoso equilibrio de las relaciones entre los organismos. Si observamos las cadenas tróficas que tienen a los humanos en la parte superior, las plagas y enfermedades con frecuencia crean problemas en el suministro de alimentos.

Alteración en la cadena alimenticia

Es por eso que estudiar las cadenas alimentarias es importante para todos en la Tierra. Por ejemplo, luego de que los científicos volvieron a introducir a los lobos en el ecosistema de Yellowstone, se dieron cuenta que el ecosistema volvía a la normalidad.

Como resultado, las poblaciones de alces disminuyeron, la vegetación aumentó y los castores volvieron a tener una fuente de alimento. Esto demuestra cómo los organismos dependen unos de los otros y de sus entornos. También nos revela cómo un pequeño cambio en el ecosistema puede alterar toda la cadena trófica o red alimentaria.

Es por ello que muchas veces se dice que la pérdida de un depredador es tan devastador como la pérdida de un productor.

Video sobre cadena trófica:

Fuentes: 

BYJU’S – An Overview of Food Chain

https://byjus.com/biology/overview-of-food-chain/

Toppr – Food Chain and Food Web

https://www.toppr.com/guides/biology/ecosystem/food-chain-and-food-web/

K8schoollessons – Food Chains and Food Webs

https://k8schoollessons.com/food-chains-food-webs/

Eartheclipse – What is the Food Chain?

https://www.eartheclipse.com/ecosystem/types-importance-examples-food-chain.html