Mapa mental

Mapa mental

A continuación te ofrecemos toda la información necesaria para que comprendas el significado de mapa mental. Aunque muchos lo relacionan con el organigrama, en realidad son dos herramientas con propósitos diferentes.

Sigue leyendo y descubre la definición de mapa mental, así como todos los beneficios de utilizar este recurso. Incluso, también te daremos las pautas para que puedas crear un plano mental de forma rápida y sencilla.

¿Qué es un mapa mental?

Si no sabes qué significa mapa mental, aquí te ofrecemos su definición:

Un mapa mental es una representación visual de ideas y conceptos. Se le considera una herramienta de pensamiento visual que ayuda en la organización de la información, permitiendo también el análisis, comprensión, síntesis, y generación de nuevas ideas.

En otras palabras, la información se representa gráficamente en mapas mentales. Sin embargo, a diferencia de las notas lineales tradicionales hechas en un documento de texto o incluso en papel, estas representaciones te permiten recopilar pensamientos, ideas y palabras clave en un lienzo en blanco.

Además, todos estos conceptos se agrupan en una estructura bidimensional, con el título o idea principal siempre visible en el centro del mapa. Por su parte, las ramas de conceptos relacionados irradian hacia afuera desde el centro, formando una estructura radiante.

Su fortaleza, como la de toda gran idea, reside en su sencillez. Mientras que al tomar notas de la forma tradicional, con el material en un mapa mental todo está organizado de una manera que se asemeja mucho a cómo funciona realmente tu cerebro. En otras palabras, los planos mentales activan tu cerebro de una manera mucho más rica.

Pero eso no es todo, estas representaciones gráficas también te ayudan con todas tus funciones cognitivas, porque son tanto analíticos como artísticos. Además de todo esto, los mapas mentales no son aburridos, por el contrario, son muy divertidos.

¿Qué es el mapeo mental?

Tipos de mapa mental

Existen diferentes tipos de mapas mentales basados en sus características. Los más comunes son los siguientes:

El método Buzan

De acuerdo con el método Buzan (Tony Buzan), en su forma más pura, el mapeo mental es una técnica que requiere los siguientes ingredientes fundamentales para ser efectiva:

  • Una imagen o gráfico central para estimular la memoria, las asociaciones y los procesos de pensamiento.
  • También debe incluir ramas curvilíneas que se desprenden de la imagen central. Esto para representar las ideas básicas de ordenamiento.
  • Además, el mapeo mental también requiere de una red infinita de ramas más pequeñas que representan las ideas que surgen del ordenamiento.
  • El uso consciente del color para separar los conceptos por tema.
  • Finalmente, el mapa mental del método Buzan también debe incluir una única palabra clave por cada rama.

Cabe destacar que las reglas detrás del enfoque de mapas mentales de Buzan se crearon después de una investigación sustancial en las áreas de la neurociencia y la psicología. Muchos puristas dicen que su método sigue siendo la única técnica legítima. Por lo tanto, un mapa mental que carece de estas características no es un mapa mental “verdadero”.

A pesar de ello, Buzan enfatiza que usa sus propias experiencias de aprendizaje para determinar qué es y qué no es beneficioso. En consecuencia, su método para crear mapas mentales ha sido cambiado silenciosamente por personas de ideas afines a lo largo del tiempo.

Método Buzan - Mapas mentales

Mapas de arañas y burbujas

Aunque los mapas mentales están estrechamente relacionados con el método de Buzan, la definición actual es un poco más amplia e incluye mapas de araña y mapas de burbujas también. Este tipo de mapas son variantes más flexibles del método Buzan descrito anteriormente, con algunas diferencias importantes.

Tanto los mapas de araña o burbuja, como los mapas mentales de “Buzan” comienzan con un solo tema central, o dos temas en el caso de los mapas mentales de “doble burbuja”. Sin embargo, el principal punto de diferencia es la forma en que se representan los temas circundantes.

Los diagramas de araña / burbuja utilizan líneas para conectar conceptos. Estas líneas se representan como “burbujas” en torno al tema central, en lugar de nombrar las ramas. Además, para agregar información adicional y profundidad, estos temas pueden subdividirse en subtemas.

Una de las mayores ventajas de los mapas de araña / burbuja es que permiten vincular temas “entre temas“, en lugar de solo de la rama anterior. Esto crea una estructura general dentro del mapa y permite visualizar la conexión entre temas similares.

Diferentes tipos de mapas mentales

Beneficios del mapa mental

Millones de profesionales, creativos y estudiantes de todo el mundo utilizan los mapas mentales por diversas razones. Básicamente te ayudan a evitar el pensamiento lineal y aburrido, al mismo tiempo que estimulan tu imaginación y hacen que la toma de notas sea más agradable.

Algunas de las ventajas del mapeo mental son las siguientes:

Te ayudan a estructurar la información

Los mapas mentales te permiten almacenar y organizar grandes cantidades de datos. No solo eso, también ilustran la jerarquía, revelan las relaciones entre ideas particulares y te brindan una descripción rápida del “panorama general”. Además, el mapeo mental también es una excelente herramienta para presentar información a otros, crear conjuntos de conocimientos y resolver problemas complicados debido a sus características.

Mejoran la comprensión

También han demostrado ser herramientas de aprendizaje populares y efectivas en entornos escolares y universitarios. Los alumnos pueden absorber grandes volúmenes de conocimiento más rápidamente. Lo anterior organizando el material de una manera que sea más adecuada para los estilos de aprendizaje visual. Además, les permite filtrar textos grandes en temas más breves.

Fomentan la creatividad

Son recursos ideales para la lluvia de ideas debido a dos factores. El primero de ellos es que crear un mapa mental estimula nuestro cerebro como ninguna otra estrategia y fomenta el flujo de nuevas ideas. El segundo tiene que ver con que los mapas mentales te permiten transcribir rápidamente esas ideas. Como resultado, se puede organizar el pensamiento casi sin fricciones.

Son buenos para la memoria

Como se ha dicho antes, la información se representa visualmente en los mapas mentales. Debido a esto, contienen varios disparadores mentales poderosos, como las imágenes, los colores, las formas y las relaciones. Todo ello ayuda a nuestro cerebro a procesar y memorizar enormes cantidades de datos.

Además, se ha demostrado que el mapeo mental mejora la memoria entre un 10 y un 15%. de acuerdo con algunos estudios. Otras investigaciones estiman beneficios de hasta un 32%. De hecho, los estudiantes con discapacidades de aprendizaje, como dislexia o autismo de alto funcionamiento, han informado que los mapas mentales son herramientas de estudio extremadamente útiles.

Mejoran la productividad

Otro beneficio de los mapas mentales es que no se limitan a la escolarización. Es decir, también pueden ser beneficiosos en el mundo empresarial. Debido a sus características, te ayudan a aprender más rápido, comunicarte de manera más efectiva y hacer una lluvia de ideas de manera más eficiente.

¿Cómo crear un mapa mental?

Es difícil transmitir la gran cantidad de beneficios de los mapas mentales. La verdad es que pueden ayudare a aclarar tu pensamiento en una variedad de situaciones, incluidas las personales, familiares, educativas y comerciales. Incluso los puedes usar para planificar tu día o tu vida, resumir un libro, establecer un proyecto, planificar y hacer presentaciones, escribir entradas de blog, etc.

¿Cómo crear un mapa mental?

Sin embargo, es posible que no sepas cómo crear mapas mentales para aprovechar todos esos beneficios. La buena noticia es que puedes hacer un mapa mental básicamente en tres simples pasos que detallamos a continuación:

  1. Comienza tu mapa mental justo en el centro de una página en blanco. Puedes escribir o dibujar la idea que pretendas desarrollar. La mayoría de las veces es mejor utilizar la página de forma horizontal.
  2. A continuación desarrolla todos los subtemas que se relacionan, en torno al tema central. Para ello asegúrate de conectar cada uno de estos subtemas al centro utilizando una línea.
  3. Repite este mismo proceso para los subtemas, generando subtemas de nivel inferior de la forma que mejor te parezca. No olvides conectar cada uno de estos subtemas de nivel inferior, con el subtema que corresponda.

Aspectos a considerar

  • Utiliza colores, ilustraciones y símbolos de forma generosa. Tu cerebro te agradecerá si puedes ser lo más visual posible. Hay personas que no hacen esto por considerar que “no son artistas”. Sin embargo, no dejes que esto te impida intentarlo.
  • Mantén las etiquetas de los temas lo más breves posible. Limita su uso a una palabra o, mejor aún, a una sola imagen. Sin duda querrás escribir una frase completa, especialmente en tus primeros mapas. No obstante, siempre busca métodos para simplificar en una sola palabra o figura. De esta manera, tu mapa mental será mucho más efectivo.
  • El tamaño, el color y la alineación del texto se pueden cambiar. Es recomendable variar el grosor y la longitud de las líneas. Además, para enfatizar los puntos cruciales, puedes usar tantas señales visuales como sea posible. Todo lo que ayude a mantener la mente activa es bienvenido.

En última instancia, los mapas mentales son una herramienta indispensable para la organización y la generación de ideas. Basta solo con un tema o concepto central, y a partir de ahí se pueden desarrollar otras ideas para obtener una mejor comprensión en general.

Fuentes:

https://es.wikipedia.org/wiki/Mapa_mental

https://simplemind.eu/how-to-mind-map/basics/

https://www.smartdraw.com/mind-map/

https://www.mindmeister.com/blog/mind-mapping-benefits-who-needs-mind-maps/