Asertividad

Asertividad

“¡Tienes que ser más asertivo!”… Es una frase que muchos hemos escuchado alguna vez. Sin embargo, exactamente, ¿qué es la asertividad? Aquí en Buscador te diremos todo lo que debes saber sobre las personas que son asertivas.

Además, descubrirás por qué es importante ser asertivo, así como los beneficios de este comportamiento. ¿Es bueno ser asertivo? ¿hay algún riesgo? Incluso, te mostraremos cómo volverte más asertivo.

¿Qué es la asertividad?

La asertividad es un tipo de comunicación que no todas las personas ponen en práctica. Su definición es la siguiente:

La asertividad es la capacidad de expresar abiertamente tus sentimientos, pensamientos, puntos de vista y opiniones, sin infringir los derechos de los demás.

Otros estilos de comunicación de los que puedes haber oído hablar incluyen la confrontación, que infringe los derechos de los demás, y la pasividad, que infringe los nuestros. Probablemente también hayas oído hablar del comportamiento pasivo-agresivo, que es cuando alguien se comporta intrínsecamente hostil pero de una manera sutil o indirecta.

Es decir, alguien puede estar molesto, pero en lugar de gritar o golpear, puede hacer pucheros o golpear la puerta.

personas asertivas

¿Por qué es importante la asertividad?

Un estilo de comunicación asertivo puede ayudarnos a lograr nuestros objetivos. Sin embargo, es algo que va mucho más allá. La asertividad demuestra que nos valoramos a nosotros mismos y a los demás. Los hablantes asertivos transmiten el mensaje de que tienen confianza en sí mismos.

En otras palabras, las personas asertivas no tienen miedo de hablar y no son agresivas. Son conscientes de que sus pensamientos y sentimientos son importantes. Están seguros de sí mismos, e incluso les resulta más fácil hacer amigos.

Además, una persona asertiva se comunica de una manera que tiene en cuenta las necesidades de los demás y sus propias necesidades. Por lo tanto, tiende a ser más hábil para resolver conflictos y desacuerdos. El respeto es correspondido por quienes lo demuestran.

Pensamientos erróneos sobre la asertividad

Existen algunos conceptos erróneos sobre la asertividad. Algunas personas los usan como justificaciones para no intentar ser más asertivos. Por lo tanto, es importante desmentir estos mitos sobre la asertividad. Más adelante profundizaremos en los hábitos de pensamiento que nos impiden ser asertivos, y la forma en que podemos cambiarlos.

La asertividad es lo mismo que agresividad

Algunas personas agresivas creen que están siendo asertivas porque están expresando sus demandas. Es cierto que tanto la comunicación asertiva como la agresiva requieren que se expresen tus deseos. Sin embargo, existen variaciones significativas entre presentar tus necesidades de manera asertiva y expresarlas con enojo.

Las palabras habladas, el tono empleado y el lenguaje corporal utilizado son todos diferentes.

Si eres asertivo obtienes lo que quieres

Ser asertivo no implica automáticamente que te saldrás con la tuya. De hecho, el que seas asertivo no garantiza un resultado positivo. Ser asertivo es expresarse de una manera respetuosa con las demandas propias y de los demás. Esto puede indicar que recibes exactamente lo que deseas, que no obtienes exactamente lo que deseas o que alcanzas un compromiso mutuamente aceptable.

Cuando eres asertivo, debes ser asertivo siempre

Una persona que sabe cómo ser asertivo, puede elegir cuándo quiere ser o no, asertivo. Es decir, no implica que debas ser asertivo en todas las circunstancias. En algunos casos, es posible que te des cuenta de que ser asertivo no es el mejor curso de acción.

Por ejemplo, si estás en un bar y alguien se vuelve beligerante o violento, ser asertivo puede ponerte en peligro porque la otra persona no actúa racionalmente. En este caso, puedes decidir que adoptar un enfoque pasivo es la mejor opción. Se trata de dar una opción cuando se trata de asertividad.

Consecuencias de ser poco asertivo

La mayor consecuencia de no ser asertivo es una disminución de la autoestima. Cuando hablamos de manera pasiva, no estamos expresando nuestros verdaderos sentimientos o pensamientos.

asertivo, asertivo

Como resultado, es posible que estemos de acuerdo con las demandas o deseos de los demás y los satisfagamos, en lugar de los nuestros. Esto puede llevar a una sensación de falta de propósito y una sensación de impotencia sobre nuestras propias vidas.

Podemos sentirnos tensos, agitados, ansiosos o resentidos, si nunca nos expresamos abiertamente y mantenemos nuestros pensamientos y sentimientos ocultos. También puede conducir a relaciones insatisfactorias y poco saludables. Sentiremos como si los más cercanos a nosotros no nos entendieran realmente.

En la fobia social, la falta de asertividad es particularmente típica. Las personas que sufren de fobia social creen que los demás los están juzgando y criticando, por lo que evitan situaciones sociales.

Si nos comunicamos agresivamente todo el tiempo, perderemos amigos y otros perderán el respeto por nosotros. Esto también puede resultar en una baja autoestima. Se han realizado muchas investigaciones sobre los efectos perjudiciales de no ser enérgico, ya sea pasivo o agresivo.

Las personas asertivas tienen menos probabilidades de estar deprimidas y tienen mejores resultados de salud. El abuso de sustancias es más probable en personas menos asertivas.

Beneficios de la asertividad

Una de las ventajas más importantes de la asertividad es que puede ayudarte a adquirir confianza en ti mismo a medida que adquieres una mayor comprensión de quién eres y el valor que brindas. La asertividad tiene otras ventajas que pueden ayudarte en el trabajo y en otros aspectos de la vida.

Las personas asertivas, en general son:

  • Excelentes supervisores. Hacen las cosas tratando a los demás de manera justa y respetuosa, y los demás los tratan de la misma manera. Esto significa que con frecuencia son apreciados y vistos como líderes con los que la gente desea colaborar y relacionarse.
  • Grandes negociadores. Es decir, pueden identificar instantáneamente la importancia del punto de vista de su oponente y crear un terreno común con él.
  • Son buenos para solucionar problemas. Están convencidos de que tienen la autoridad para hacer lo que sea necesario para descubrir la mejor respuesta a las dificultades que enfrentan.
  • Personas con un menor nivel de ansiedad y tensión. Cuando las cosas no salen según lo planeado o como se esperaba, están seguros de sí mismos y no se sienten asustados ni victimizados.

Riesgos de ser asertivo

Algunas culturas empresariales valoran el comportamiento pasivo y pueden considerar la asertividad como desagradable o incluso ofensiva. Según la investigación, el género puede influir en cómo se percibe el comportamiento asertivo, siendo los hombres más propensos que las mujeres a ser recompensados por ser asertivos.

asertividad-definición

Entonces, antes de comenzar a modificar tu comportamiento, piensa en el contexto en el que trabajas. Sin embargo, esto no implica que debas aceptar el estatus quo actual. En cambio, debes ser audaz y evitar la ingenuidad. Experimenta con pequeños pasos al principio hasta que descubras qué funciona mejor para ti en el trabajo.

¿Cómo ser más asertivo?

No siempre es fácil volverse más asertivo, pero es posible. Por lo tanto, si en tu vida diaria, o lugar de trabajo, tiendes a ser más pasivo o agresivo que asertivo, entonces es una buena idea trabajar en las siguientes áreas para lograr el equilibrio correcto:

Expresa tus necesidades con confianza

Debes asegurarte de que se aborden tus prioridades, tus necesidades y deseos, si deseas desempeñarte a tu máxima capacidad. No esperes a que otra persona se dé cuenta de lo que estás buscando. ¡Puede que tengas que esperar indefinidamente! Toma la iniciativa y comienza a identificar las cosas que deseas ahora mismo. Luego, establece metas que puedas alcanzar.

Después de eso, puedes decirle a tu supervisor o colega exactamente lo que necesitas de ellos para alcanzar tus objetivos de una manera clara y segura. Además, recuerda mantenerte con serenidad. Incluso si no puedes obtener lo que deseas en este momento, pregunta amablemente si es posible volver a revisar tu solicitud en unos meses.

Valórate y valora tus derechos

Para ser más asertivo, primero debes tener un conocimiento profundo de ti mismo, así como una creencia firme en tu propio valor intrínseco y el valor que aportas a tu negocio y equipo.

La confianza en uno mismo y el comportamiento asertivo se construyen sobre esta base de confianza. Lo anterior te ayudará a reconocer que mereces ser tratado con dignidad y respeto, y te dará la confianza para defender tus derechos y límites, así como para ser fiel a tí mismo, a tus deseos y necesidades.

Reconoce que no puedes controlar el comportamiento de los demás

Asegúrate de no asumir la culpa de cómo reaccionan los demás a tu asertividad. Si parecen enfurecidos o resentidos contigo, por ejemplo, trata de evitar reaccionar de la misma manera.

Recuerda que tienes control total sobre ti mismo y tus acciones, así que trata de mantener la calma y la compostura si las cosas se ponen tensas. Tienes derecho a decir o hacer lo que quieras siempre que sea cortés y no infrinja las necesidades de otra persona.

Exprésate de manera positiva

Incluso si se trata de un tema difícil o desfavorable, es necesario comunicar lo que tienes en mente. Sin embargo, debes hacerlo de manera productiva y respetuosa. No tengas miedo de hablar por ti mismo y confrontar a aquellos que están tratando de dañarte a ti o a tus derechos. Incluso puedes enfadarte si quieres, pero no olvides controlar tus emociones y tratar a los demás con respeto en todo momento.

Fuentes:

https://www.psychologytoday.com/us/basics/assertiveness

https://es.wikipedia.org

https://www.impactfactory.com/library/assertive-communication-6-tips-effective-use

https://www.counsellingconnection.com/index.php/2008/03/31/what-is-assertiveness/