Texto expositivo

Texto expositivo

A diferencia del texto narrativo, el texto expositivo te expone a la información de una manera sencilla. En este artículo te daremos la definición de texto expositivo, además de algunos ejemplos.

También veremos la estructura de este tipo de textos. Gracias a la información aquí contenida, aprenderás a interpretar y reconocer material expositivo. Incluso, podrás notar la diferencia entre el lenguaje narrativo y expositivo.

¿Qué es el texto expositivo?

La definición de texto expositivo es la siguiente:

El texto expositivo es aquel que se escribe para comunicar hechos de una forma instructiva y con un propósito.

Hablamos de un texto narrativo cuando leemos novelas de ficción. Este tipo de prosa suele contar una historia, y con frecuencia esta cargado de emoción. Por el contrario, en los textos expositivos el contenido está basado en hechos, con el objetivo de exponer la verdad a través de una fuente confiable.

En consecuencia, el objetivo de un ensayo explicativo verdadero e intencional, es el de educar al lector. Además, la exposición también se puede definir como una escritura clara, concisa y bien organizada. En pocas palabras, la escritura expositiva va al grano de forma rápida y eficaz.

Tomemos de ejemplo el padre que le enseña a su hijo el placer de andar en bicicleta. Se hablaría en prosa explicativa, dando instrucciones precisas y basadas en hechos como “tus manos en el manillar, un pie en el pedal, empujar”, etc.

Lo más probable es que esto deba hacerse y repetirse varias veces antes de que un niño pueda andar en bicicleta solo. Sin embargo, se repetirán las mismas oraciones y el niño terminará aprendiendo a andar en bici.

Pero aprender a andar en bicicleta tendría menos éxito si un padre tratara de enseñarle a su hijo, usando un estilo narrativo. Es decir, simplemente relatar la historia de cuándo y cómo él aprendió a andar en bici, o cómo estuvo el clima ese día.

Como resultado, el niño se frustraría y no estaría expuesto a las habilidades necesarias para andar en bicicleta. Básicamente sería un intento fallido de enseñar la lección y los hechos.

¿Qué son los textos expositivos?

Ejemplos de texto expositivo

Como ya se mencionaba, los textos expositivos se basan en información. Por lo tanto, algunos ejemplos de texto expositivo incluyen los siguientes:

  • Libros de texto
  • Recetas
  • Artículos de noticias
  • Guías turísticas de una ciudad o país
  • Manual de instrucción
  • Libros de idiomas

Gran parte de estos ejemplos son meramente explicativos. Otros pueden contener puntos de vista que no se consideran como hechos; expresar el propio punto de vista sería una lección aparte.

La escritura expositiva abunda en el género de no ficción, aunque con frecuencia también incluye cuentos. Esto es especialmente cierto en la no ficción biográfica, cuando los hechos se obtienen mediante la observación, pero las historias de vida también se publican en un estilo narrativo.

Por ello, si queremos distinguir entre los dos, debemos tener en cuenta que el texto expositivo está destinado a informar, mientras que el contenido narrativo está destinado a entretener.

Libros de texto - ejemplos de texto expositivo

Estructura del texto expositivo

El texto expositivo es un tipo de material informativo que suele ser de no ficción. Este estilo de texto no se presenta en un formato de historia, sino más bien de acuerdo con las intenciones y ambiciones del autor, o por contenido. Como hemos visto antes, las noticias, los libros informativos, los manuales de capacitación y los libros de texto se consideran textos expositivos.

La forma en que se organiza el texto o el material de lectura, se denomina estructura del texto. Causa y efecto, comparar y contrastar, descripción, problema y solución, secuencia, son todos ejemplos de estructuras o marcos de texto explicativos.

A continuación describimos cada uno de los elementos en un texto expositivo:

  • Causa y efectos. Como causas de los efectos resultantes, o hechos que ocurren como resultado de un evento, se ofrecen ideas, ocurrencias en el tiempo o hechos. En esta parte del texto se discuten problemas u ocurrencias, así como resultados o efectos. Por ejemplo, un artículo que describe el proceso y las consecuencias de la deforestación.
  • Comparar y contrastar. La información se transmite describiendo las similitudes y diferencias entre dos o más eventos, conceptos, creencias o cosas. Algunas palabras y frases clave incluyen “comparado con”, “mientras”, “así como diferente de”, etc.
  • Descripción. En esta parte de la estructura del texto expositivo se utilizan características, rasgos y ejemplos para caracterizar un tema.
  • Problema y solución. En el texto expositivo se presenta un problema, junto con una o más soluciones.
  • Secuencia. De manera explícita o implícita, los elementos o eventos se ordenan en orden numérico o cronológico.

Explorar y analizar el texto expositivo

Como lector es importante aprender a comprender el contenido y las características del texto expositivo, además de detectar y comprender su estructura. Sin embargo, comprender el material requiere dominar la terminología específica del contenido, e incluso entender cómo reconocer la idea principal de un texto, hacer un resumen y analizar los gráficos y figuras que contiene.

Textos informativos

Es por ello que en muchas escuelas se utiliza una cuadrícula en el análisis de características semánticas para ayudar a los estudiantes a organizar la información, hacer conexiones y aclarar conceptos. Esta técnica ayuda a los estudiantes a mejorar su comprensión, vocabulario y retención de la información. De hecho, antes, durante o después de la lectura, se puede utilizar el análisis de características semánticas.

El instructor puede ofrecer las características y la categoría o los términos, o dejar algunas o todas las categorías en blanco para que sea más difícil. Además, el gráfico de análisis de características semánticas se puede personalizar fácilmente para adaptarse a las demandas de cualquier aula o libro. Como resultado, brinda a los educadores la flexibilidad que necesitan para ampliar el aprendizaje.

Diferencia entre texto narrativo y texto expositivo

Un texto narrativo, a menudo conocido como ensayo narrativo, se utiliza para narrar una historia. Como tal, es un texto que tiene personajes reales o imaginarios, así como una trama, escenario, conflicto, clímax, resolución y conclusión.

libro de recetas

El principio, el medio y el final de una pieza narrativa están bien estructurados. Por otra parte, algunos textos narrativos tienen como objetivo entretener a los lectores, mientras que otros, como para las solicitudes de ingreso a la universidad, intentan informarlos.

Además, para ayudar a los lectores a comprender el punto de la historia, la mayoría de los textos narrativos incluyen temas o mensajes. Un texto expositivo por el contrario, contiene información objetiva destinada a enseñar a los lectores, generalmente a través del estudio, por lo que tiende a estar escrito en un tono más formal.

Elementos de un texto narrativo

Un texto narrativo atrae al lector a una historia analizando con cuidado a los personajes principales y proporcionando una secuencia de eventos o una trama. La trama generalmente sigue un orden cronológico de eventos, sin embargo, este no es siempre el caso. El flashback o la transición entre épocas de tiempo, es algo común en algunas historias.

Los ensayos narrativos tienen lugar en un entorno específico y abordan temas clave como la amistad, la igualdad, la muerte, el amor o el envejecimiento. Pero para que el personaje principal, o los personajes, logren un crecimiento o transformación personal, siempre debe haber un conflicto o un problema que se debe abordar.

Por ejemplo, en muchos textos narrativos, el personaje principal se ve obligado a confrontar expectativas culturales erróneas y crear sus propias opiniones sobre prejuicios, justicia e igualdad. Las novelas, los cuentos y la poesía son ejemplos de textos narrativos.

Características de los textos expositivos

Los textos expositivos tienen como objetivo enseñar a los lectores a través del uso de hechos. A pesar de que pueden incluir personas reales, como las que aparecen en un informe de noticias, el escritor ofrece información a los lectores en lugar de contar una historia. También es común que los textos expositivos incluyan listas de comparaciones y contrastes, así como causas y efectos, que ocasionalmente se detallan con viñetas.

A diferencia del texto narrativo, los escritores de un texto expositivo dependen de fuentes confiables para obtener información. Esto puede ser desde expertos en el tema, testigos de primera mano, o incluso recursos académicos.

El lenguaje emotivo

Uno de los principales objetivos de un texto narrativo es atraer a los lectores a los aspectos emocionales de la historia. Para ayudar a los lectores a relacionarse con los sentimientos y sentimientos del personaje principal, los escritores frecuentemente emplean el punto de vista en primera persona.

Para ayudar a los lectores a relacionarse con los elementos emocionales de la historia, los textos narrativos incorporan detalles sensoriales, un estado de ánimo bien definido y un tono subyacente fuerte.

En el caso de los escritos expositivos, estos suelen ser de naturaleza fáctica e instructiva y, por lo general, no atraen las emociones del lector.

El propósito general

Un texto narrativo tiene un objetivo diferente al de un texto expositivo. Los ensayos narrativos son “anecdóticos, experienciales y personales”. En ellos, los autores emplean su imaginación y experiencias de vida para escribir pasajes cautivadores que abordan temas, valores y lecciones de vida.

Por su parte, los textos expositivos tienen como objetivo informar o aconsejar a los lectores sobre hechos importantes. Cuando los lectores necesitan información concreta y bien fundada para emitir juicios o realizar evaluaciones del mundo real, recurren a los escritos expositivos.

Fuentes:

http://www.coloradoedinitiative.org/wp-content/uploads/2014/04/LDC-Text-Structure-Guide.pdf

https://es.wikipedia.org/

https://fat2017.org/